Tipos de Tarot

Esencialmente, hay dos maneras de acercarse al Tarot o dos tipos de Tarot, que después son dos caminos, uno disponible a todos, abierto y otro oscuro, cerrado, disponible para pocos.

tipos de tarot

Tipos de Tarot

El primero está en casi todos los libros comerciales: nos pone en contacto con nosotros mismos, saca y pone de relieve todo lo que ocultamos o queremos ocultar de nuestra mente. Nos hace hablar con nosotros mismos (meditación) y nos permite enfocar nuestros problemas para resolverlos mejor (concentración).

Cada carta se convierte en un espejo de nuestra vida, favorece nuestras especulaciones, exterioriza lo que es nuestro microcosmos secreto.

El segundo camino sigue siendo el mismo, pero recorrido por un hombre nuevo, regenerado, que ha sabido convertir su plomo en oro. No se puede recorrer yendo solo: es el camino de la iniciación y sólo se puede ir por él de la mano de un verdadero maestro.

No se pueden mezclar los dos caminos; es decir, que no se pueden recorrer en el mismo momento. Y si se quiere decir más de lo necesario, se acaba por sembrar la confusión.

Como este segundo camino nos pone de verdad en estrecho contacto con lo sagrado, para recorrerlo hay que desembarazarse de toda la escoria que llevemos incrustada en el alma.

Ya no se trata de nuestra vida, de nuestros ideales, de nuestras esperanzas. Hay una transformación interior que cambia por completo el sentido de nuestra existencia: ya no hablamos de nosotros, aunque sigamos siendo nosotros los que recorremos el camino.

Cada carta del Tarot es una etapa hacia el cumplimiento de la Gran Obra. Es un Via Crucis en el cual el alma debe atravesar primero el Calvario y la muerte iniciática para poder subir al cielo.

Sin embargo, hay muchos textos que, para impresionar al lector, estiman que es útil anteponer el discurso esotérico, creyendo que de este modo se hace más fácil la comprensión del arte. De esta forma, se indican mil significados, mil analogías, mil relaciones y el lector acaba por perderse en la jungla de los símbolos y los ritos. Pero todo esto sólo tiene sentido cuando se hace en la debida forma y, sobre todo, cuando lo hace la persona indicada.

Precisamente por esto, nosotros hemos dejado la profundización para otro momento (que no es, necesariamente, un momento «temporal», ligado a hechos sucesivos en tiempo).  Estos son los tipos de Tarot, aunque luego puedas encontrarlos con otras nomenclaturas

¿Quieres recibir tu Horoscopo Diario de manera gratuita? Suscribete

Compartir: